By raquel
julio 22, 2019

Recursos para cuidadores

El oficio de cuidar personas no es para todo el mundo. Muchísima gente puede sentir empatía hacia las personas que requieren de cuidados permanentemente tanto en sus propias residencias como en sitios de descanso, pero no todos tienen madera para cuidadores.

Los cuidadores siempre han existido pero hace relativamente poco es cuando esta actividad se ha profesionalizado para bien de todos. En principio lo que predominaba era que la persona tuviera el tiempo para dedicarse al cuidado de alguien, sin prestar mucha atención sobre su preparación.

El cuidador profesional

Afortunadamente ahora es una carrera que, como toda profesión, tiene una carga académica que cumplir y que garantiza que las personas dedicadas a esta loable labor también cuenten con los recursos técnicos mínimos para desempeñarse de forma efectiva.

Independientemente, es también positivo que estos recursos estén a disposición de cuidadores circunstanciales, ya que no siempre se cuenta –o no se puede costear– la atención de un profesional.

Cabe destacar que los cuidadores deben tener un temple especial para poder lidiar con situaciones difíciles y mostrar siempre su lado más amable para atender de la mejor manera a quien cuida.

Al ser tan diversas las razones por las cuales una persona puede necesitar de los cuidados de un profesional, un cuidador debe estar capacitado en tantos ámbitos como posibilidades haya. Por supuesto, la experiencia que vaya teniendo podrá especializarlo en alguna área específica.

Internet siempre ayuda

La facilidad con la que contamos actualmente para acceder a la información de cualquier género por medio de la autopista de la información también favorece enormemente la tarea de los cuidadores.

El primer trabajo que tendrá siempre un cuidador es –de acuerdo con el perfil que presenta su paciente– enterarse de todos los pormenores de la situación por la cual está atravesando la persona a la cual ayudará y, en consecuencia, ponerse al tanto de todos los recursos de los que puede disponer, incluso antes de iniciar su labor.

También puede interesarte:  Coronavirus y la compraventa de viviendas e inmuebles

Desde el punto de vista jurídico los cuidadores también cuentan con el apoyo de una ley promulgada en 2006 que enmarca todo un entramado a favor al desarrollo de servicios para el apoyo de personas que dependen de cuidados temporales o permanentes.

Ley de Dependencia

La Ley de Dependencia ha servido para la instauración del Sistema a la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), a través del cual se ha estandarizado un catálogo de servicios para ser prestados en las comunidades, tomando en cuenta todas las variables.

Si bien el espíritu de la ley promueve la prevención hacia el desarrollo de discapacidades y situaciones de dependencia, prevé para tales situaciones una serie de procedimientos que forman una suerte de guía para los cuidadores, quienes cuentan con el apoyo de instituciones que les ofrecen asistencia en este sentido.

Así mismo, el Servicio de Teleasistencia es un alivio para los dependientes y sus cuidadores dado que cuentan con un servicio que puede resolver emergencia en todo momento.

Grupos de Ayuda Mutua

Apartando los recursos del sector público, podemos mencionar también otras organizaciones de la sociedad civil organizada que también brinda importantes apoyos para la actividad. Es el caso de los Grupos de Ayuda Mutua (GAM), en donde personas aquejadas por las mismas situaciones pueden encontrarse y canalizar soluciones.

También son esenciales en cuanto a ofrecer un espacio para que los cuidadores atiendan las posibles repercusiones en cuanto a su emocionalidad y salud mental, que puede verse frecuentemente afectada por el entorno y las condiciones en donde se desarrolla su trabajo.

Por otro lado, los cuidadores disponen como nunca antes de informaciones contenidas en talleres, cursos, seminarios y contenidos de formación que les ayudan a prepararse de la mejor forma, incluso aunque su motivación no sea ejercer profesionalmente.

El oficio del cuidador, sea que se ejerza de manera circunstancial o profesional, merece el respeto de todos. Es una persona que dedica tiempo para asistir a personas con severas limitaciones y así hacer más llevadera su condición.

Consulte nuestras viviendas de nuda propiedad

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle