¿Qué es la compra con alquiler garantizado?

La inversión en bienes inmuebles es de las más seguras que pueden hacerse para preservar capital, dada sus características y naturaleza. El hecho de adquirir un bien tangible que perdura y se revaloriza en el tiempo es sin duda una ventaja apreciable.

Como en toda inversión, lo deseable es procurar el retorno de la misma lo más pronto posible y, en la medida de lo posible, permanentemente. Precisamente para esa necesidad ha surgido ya hace un tiempo una oferta en el mercado: la compra con alquiler garantizado.

El problema de encargarse del alquiler de un inmueble

Los promotores inmobiliarios han decidido ir más allá de la simple venta de las unidades y adentrarse en lo que muchas veces puede dar dolores de cabeza a los propietarios. Conseguir candidatos idóneos para alquilar no siempre es tarea sencilla, sobre todo cuando el inversionista –aunque disponga del tiempo para ello– no reside en el lugar en que ha invertido.

Esta labor de chequear los datos socioeconómicos y/o antecedentes de los interesados en alquilar algún inmueble es un valor agregado de este tipo de servicios que es apreciado por los propietarios. Incluso algunas de estas organizaciones aliadas al mercado inmobiliario ofrecen también encargarse del mantenimiento necesario y atender urgencias que puedan presentárseles a los inquilinos, cuando sean imputables al arrendatario.

Por otro lado, es muy tranquilizador saber que hay una organización detrás de esta tarea y no solo una persona. En oportunidades, al delegar estas funciones a una persona de confianza o a un familiar se corre el riesgo de depender del tiempo libre que estos tengan.

Es muy distinto que dentro de la plantilla de la empresa promotora de los inmuebles exista un personal presto para lidiar con estas labores y que estemos amparados bajo un contrato de servicio de este tipo. Se puede establecer incluso el tipo de alquiler que se desea ofrecer: puede ser de largo plazo –residencia permanente– o en modalidad de alquiler por temporadas.

Alquiler en varias modalidades

Esta última modalidad es ideal para aquellas unidades ubicadas en lugares turísticos y que el propietario desee reservarse ciertas fechas para su uso personal o el de su familia. Todo esto puede ser planificado por este tipo de servicios sin problemas cuando se ofrece en alquiler por temporadas.

También puede interesarte:  Oportunidades de inversión inmobiliaria para 2021

Los alquileres incluso podrían ser por semanas –a la usanza del tiempo compartido– renovables mientras haya disponibilidad, lo que entonces permite al propietario programar viajes a lo largo de las 52 semanas del año y garantizar que no coincidan con algún otro inquilino.

Por supuesto que esta forma de operar, al requerir de más tiempo y dedicación, exigirá una tarifa mayor para su contratación, pero cada caso puede ser considerado y se puede negociar para ajustar el costo de servicio de manera particular.

Tranquilidad de contar con este servicio

Estas organizaciones están muy al día con los costos de alquiler, por lo que ofrecerán a precio justo el inmueble en cuestión. Normalmente se le informa al propietario el monto de alquiler y se descuenta de este el costo del servicio y los gastos en que se incurran en el periodo, si es el caso.

Otra forma muy efectiva de asegurarse empezar a rentabilizar un inmueble recién adquirido es alquilarlo de inmediato a su anterior propietario. Esto luce confuso, pero en realidad son negociaciones acordadas con personas que están requiriendo liquidez y que quisieran permanecer en el lugar que habitan.

Alquilar al vendedor

Es una manera en que ambas partes se benefician, ya que por un lado el inversionista –además de obtener de inmediato rentas– puede establecer términos de negociación muy variados, incluyendo postergar aportes, fraccionarlos o asumirlos desde cierto momento como pagos del alquiler.

Su contraparte –el antiguo propietario convertido en inquilino– obtendrá el efectivo que necesita pero mantendrá su lugar de habitación, evitándose todos los inconvenientes relacionados con la búsqueda de una nueva residencia. Por otra parte, al tener tiempo ocupando el inmueble tendrá mayor tendencia a cuidarlo y mantenerlo de buena gana.

Esta modalidad podemos decir que emula las negociaciones en las que se cede la nuda propiedad pero sin los efectos de separación entre nudo propietario y usufructuario que esto implica. Los inquilinos pueden ser incluso personas de la tercera edad que quieran permanecer en su mismo hogar hasta su fallecimiento, lo que permite nuevas oportunidades de negociar.

Consulte nuestras viviendas de nuda propiedad

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle