Ley de propiedad horizontal: ¿qué es y para qué sirve?

La convivencia entre los vecinos supone un elemento esencial en la vida cotidiana de las sociedades. El día a día, las decisiones asociadas al conjunto de un bloque de pisos o los problemas en forma de averías, comportamientos irrespetuosos o las zonas comunes, exigen tomar medidas que busquen siempre que prime el bien común. Para regular todo esto existe la denominada Ley de Propiedad Horizontal.

La LHP o Ley de Propiedad Horizontal es un instrumento muy útil para facilitar que se entiendan los individuos que forman parte de una comunidad de propietarios, sea de viviendas, locales o cualquier tipo de grupo de personas que comparta espacio. Lo que hace la ley es definir los órganos de gobierno que conforman una comunidad, cuáles son las obligaciones de los vecinos y qué papel desarrolla el administrador.

Esta legislación, que tiene su origen en el año 1960, ha ido evolucionando a lo largo de los años en función de las transformaciones sociales y los cambios que se han producido en nuestro modelo de convivencia. Por ello, hoy vamos a profundizar en la Ley de Propiedad Horizontal vigente en la actualidad.

¿Qué cambios hay en la nueva Ley de Propiedad Horizontal?

La última modificación de Ley de Propiedad Horizontal entró en vigor el 6 de marzo del año 2019, si bien existen cambios legislativos recientes que afectan en ciertos aspectos a la regulación de la convivencia en las comunidades de vecinos.

El último de ellos responde al Real Decreto Ley 8/2021, que entró en vigor el pasado 4 de mayo. y que se centra en la celebración de las nuevas juntas de propietarios. Esta nueva normativa ha querido ser una actualización que se adapta a las innovaciones tecnológicas en relación a uno de los aspectos más importante en la convivencia y la toma de decisiones de las comunidades de vecinos, las célebres juntas de propietarios.

Con el nuevo Real Decreto Ley se regula la posibilidad de celebrar juntas telemáticas, sin necesidad de la presencia de los vecinos. Se trata de una medida que ha venido estimulada por la situación creada por la pandemia de coronavirus y los riesgos de contagios en este tipo de reuniones. En cierto modo, con ella se completa una Ley de Propiedad Horizontal actualizada a los tiempos.

No obstante, si nos referimos a los aspectos más globales de la Ley de Propiedad Horizontal hemos de remontarnos a la aprobada, como decíamos, en 2019. En ella se legislan varios aspectos que son especialmente de interés para las comunidades de propietarios:

  • El Fondo de Reserva de la comunidad de propietarios que se destina a la reparación, rehabilitación, conservación y accesibilidad no puede ser inferior al 10% del último presupuesto ordinario de la comunidad.
  • Las viviendas turísticas podrán ser prohibidas siempre que se llegue a un acuerdo de tres quintas partes de propietarios y cuotas.
  • Existe la obligación de hacer obras de accesibilidad a los edificios y de que todos los propietarios contribuyan con un máximo de 12 mensualidades ordinarias de la cuota establecida.
También puede interesarte:  Cómo invertir en inmuebles: Tipos de inversión y criterios

¿Qué obligaciones tienen los propietarios según la ley de propiedad horizontal?

Como toda norma que busca regular la convivencia, uno de los aspectos más destacados de Ley de Propiedad Horizontal se refiere a las obligaciones que tienen que respetar los propietarios de las viviendas. Estas son las principales que recoge la nueva ley LPH.

Mantener la propiedad privada en buen estado

Para que las zonas comunes no se vean dañadas es fundamental cuidar nuestra vivienda o local. La Ley de Propiedad Horizontal demanda mantener la propiedad privada en perfecto estado para proteger los espacios de todos.

Contribuir al Fondo de Reserva y a los gastos comunes

La Ley de Propiedad Horizontal y los espacios comunes están directamente relacionados. Por ello, la norma dicta que cada uno de los propietarios debe aportar su parte para hacer frente a los gastos asociados a la comunidad y al coste de los servicios. Asimismo, ha de contribuir al Fondo de Reserva que permite contar con el dinero necesario ante las situaciones previstas e imprevistas relacionadas con el espacio de toda la comunidad.

Respectar los espacios de todos dentro de la comunidad

Las instalaciones han de tratarse de manera correcta para evitar que se produzcan desperfectos que puedan perjudicar a la comunidad en su conjunto. Los vecinos se comprometen a no hacer un mal uso que pueda provocar daños que afecten a todos.

Anunciar cualquier cambio de titularidad

Según la Ley de Propiedad Horizontal, se exige que los propietarios dejen constancia al conjunto de la comunidad cualquier tipo de cambio en la titularidad a través de los medios destinados para esta comunicación.


Si estás interesado en la compra o venta de nuda propiedad en Rentalias contamos con años de experiencia en el sector inmobiliario y en la nuda propiedad. De la mano, un equipo de profesionales expertos en el sector, y no solo eso, sino que se encargan de garantizar el bienestar de las personas mayores y de favorecer su calidad de vida. Ponte en contacto con nosotros y resuelve tus dudas.

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle