La tasación de mi vivienda 

Valorar correctamente un inmueble es una tarea que requiere de una preparación técnica especializada. Las personas certificadas para realizar esta importante tarea tienen la responsabilidad de establecer una justa tasación de vivienda.

Tasar o valorar un inmueble es imprescindible cuando se realiza sobre este cualquier negociación. Bien sea que se vaya a vender o comprar, es un requisito que usará cualquier institución financiera para asegurarse de que los montos otorgados corresponden a la realidad.

Factores involucrados en una tasación de vivienda

Los tasadores profesionales toman en cuenta varios factores para determinar un valor real del inmueble en cuestión. El primer asunto a considerar es el área de construcción que posee la vivienda y conjuntamente se toma en cuenta el número de habitaciones, baños y demás ambientes que posea.

La distribución de todos estos espacios también tendrá repercusión en la valoración, así como la calidad de los materiales que estén presentes y los detalles de lujo que se hayan utilizado para los acabados. Las piezas de baño, la calidad de las griferías, la adecuada instalación de tuberías y cableados también cuentan.

La ubicación

Es de crucial importancia la ubicación en donde se encuentre el inmueble para favorecer una tasación. Si está localizado en un barrio de cierto riesgo o donde hay fallas en los servicios básicos, siempre será cuesta arriba lograr un valor alto por más que tenga muy buena distribución.

Las viviendas que son más demandadas están enclavadas cerca de los centros de servicios de transporte subterráneos, centros comerciales, en lugares que son exclusivamente residenciales y en sitios donde hay espacios para la recreación. Los inmuebles ubicados en este tipo de localidades tienden a revalorizarse rápidamente.

Bases fundacionales

Por supuesto que el tipo de estructura y su correcta edificación será uno de los aspectos que son evaluados por los tasadores.

Un terreno que esté en riesgo de afectar las fundaciones de una vivienda, echa abajo cualquier valor que pudiese tener.

Antigüedad

El tiempo de construcción de la vivienda influye para todos los cálculos que se realizar para obtener el justiprecio.

La resistencia de los materiales tiene un tiempo útil teórico que va mermando con los años, por lo que no será nunca igual una estructura con 10 años que otra con 30 años o más.

También puede interesarte:  FREO: El Fondo Alemán que invertirá 400 millones en hoteles urbanos

La conservación de la vivienda

El estado general en que se encuentre la vivienda es otro asunto que suma –o resta– para adjudicarle valor. Cómo se encuentren los revestimientos en pisos, paredes y techos, la manera en que se haya integrado los elementos utilitarios en cocinas y baños, y su estado de conservación serán determinantes.

Una vivienda bien mantenida verá compensada en valor, la posible antigüedad que tenga. Por el contrario, cuando se aprecian descuidos en el mantenimiento –filtraciones crónicas, por ejemplo– que incluso colocan en riesgo la estructura, puede que incluso amerite estudios a fondo para descartar daños ocultos.

Futuros proyectos de infraestructura

También va a ser muy importante tener en cuenta si en la zona está planificado a futuro algún proyecto de infraestructura que vaya a ser de alto impacto.

Una nueva estación de metro, una vialidad que facilita el acceso o un viaducto que ahorra tiempo de tránsito son ejemplos de proyectos a futuros que pueden incidir mucho en la tasación del inmueble. Puede incluso ser la construcción de un nuevo núcleo educativo o el anuncio de zonas ecológicas protegidas en las proximidades.

El mercado: oferta y demanda

Por último hay que mencionar que la herramienta más asertiva que es usada por los tasadores profesionales, tiene que ver con lo que al final determina cualquier valor: la oferta y la demanda.

Para ello estos servicios de tasación realizan una investigación exhaustiva de las más recientes transacciones inmobiliarias que se han registrado en la zona geográfica en donde está ubicada la vivienda.

Vale decir que todas las muestras consideradas para el estudio de mercado deben estar lo más ajustadas a las características del inmueble que se está tasando. Deben tener un metraje y prestaciones similares –habitaciones, baños, estacionamiento, etc.– para dar veracidad al resultado.

De allí tomará nota de los montos negociados en cada una de las  negociaciones seleccionadas, para de esta forma obtener una proyección lo más cercana posible a lo que corresponde a la vivienda que se está tasando.

Por supuesto que mientras más referencias se tengan, mejor será el cálculo, por lo que no se debe escatimar en tiempo para recabar estas informaciones.

La tasación profesional es una actividad que tiene mucho que ver con la industria inmobiliaria. Ésta se apoya en sus criterios para cualquiera de las transacciones que involucran al sector. Una correcta valorización de la vivienda es imprescindible y el primer paso a dar para cualquier negociación ulterior.

Consulte nuestras viviendas de nuda propiedad

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle