By raquel
diciembre 29, 2019

¿Cómo invertir en bienes raíces con poco dinero?

Hay muchas situaciones que pueden provocar la copropiedad de una vivienda en la que alguna de las partes quiera liquidar. Al surgir dudas en este sentido, la mejor recomendación es ponerse en contacto con especialistas en la materia. Rentalias ofrece la mejor asesoría en el tema inmobiliario, incluyendo lo referente a invertir en nuda propiedad y renta vitalicia.   

La inversión en bienes raíces siempre ha causado interés en los capitales, no en balde es foco de atención de muchas personas que ya han amasado cierto patrimonio y desean diversificarlo. Pero mientras no tenemos suficiente, ¿cómo invertir en bienes raíces con poco dinero?

¿Es posible invertir en bienes raíces cuando apenas decidimos por primera vez poner a trabajar nuestros ahorros? La buena noticia es que sí es posible. Aunque intuitivamente asociamos la inversión inmobiliaria a ingentes recursos, existen algunas opciones de las que podemos echar mano, aunque nuestro capital sea bastante modesto.

Fondos indexados inmobiliarios

Una primera cosa que podemos intentar con un monto de inversión discreto es apostar a los fondos indexados que están asociados al sector inmobiliario. Sí, efectivamente podemos iniciar una participación en la bolsa aprovechando las ventajas que ofrecen los índices existentes que monitorean empresas del ramo.

La ventaja principal que nos encontramos en esta posibilidad de inversión es que podemos entrar con montos bastante razonables para alguien que recién incursiona en esta actividad. Por otra parte, es de gran utilidad contar con el registro histórico de beneficios que reporta cada índice para elegir dónde poner nuestro dinero.

Sin duda que esto contribuye a bajar la angustia que nos puede producir la incertidumbre de una primera experiencia de esta naturaleza, sabiendo que la evidencia empírica nos favorece.

Siempre y cuando nuestra intención sea permanecer con nuestro título en el tiempo –mediano o largo plazo–, la opción de fondos indexados del sector inmobiliario se puede ajustar perfectamente para arrancar.

Proyectos inmobiliarios autofinanciados

Si bien es cierto que la mayoría de los proyectos inmobiliarios acuden a la banca para su financiamiento, en algunos casos los promotores prefieren el recurso de autogestión. Es así como existe la conformación de cooperativas en las cuales varias personas se asocian y van aportando el capital necesario.

También puede interesarte:  La extinción del usufructo

Esto tiene la ventaja que, de acuerdo con las fases de ejecución, las inversiones se dosifican; esto hace posible que se pueda formar parte de la obra terminada en calidad de copropietario mediante el ahorro sistemático.

Esta modalidad es muy usada en el caso de familias grandes que deciden invertir en un terreno y construir, bien sea en propiedad horizontal o en unidades multifamiliares independientes, para aglutinar a todos sus miembros y aprovechar el área lo mejor posible.

Por supuesto, no solo aplica para personas con vínculos familiares y frecuentemente vemos proyectos que buscan socios para construir complejos habitacionales, recreacionales e incluso espacios inmobiliarios destinados al comercio u oficinas.

En este caso lo que hay que cuidar es que el proyecto esté liderado por gente de comprobada reputación en el área, ya que no en pocas ocasiones el asunto no pasa del papel a la realidad por falta de experiencia en la gerencia de tales iniciativas, e incluso se presta para intenciones fraudulentas.

Nuda propiedad

Otra respuestas a la cuestión sobre cómo invertir en bienes raíces con poco dinero es aprovechar las ventajas que ofrece las negociaciones relacionadas a la compra de nuda propiedad.

Ya hemos visto cómo la prensa reporta el repunte que ha tenido el negocio de nuda propiedad producto de la crisis estructural (que cada día empeora) del sistema de reparto que rige las pensiones públicas.

Son muchas las personas de la tercera edad que echan mano del recurso del usufructo de su vivienda habitual para cubrir la deficiencia de sus pensiones. A cambio de ceder la nuda propiedad –vale decir, la titularidad– de su residencia, obtienen un monto que puede otorgarse a modo de renta mensual.

Esto favorece a los inversionistas que están en una etapa de capitales incipientes, ya que si pueden cumplir con el flujo de caja que esto requiere, se harían de una propiedad por una fracción de su valor, de manera dosificada y sin endeudarse.

Como hemos visto, nunca es tan temprano para iniciar una cartera de inversiones apoyada en el sólido sector inmobiliario. Los capitales invertidos en bienes raíces siempre sufrirán de un riesgo bastante menor que en cualquier otra área.

Siendo así, lo recomendable es dejarse asistir por un especialista en la materia que nos guie desde el principio y nos indique cómo invertir en bienes raíces con poco dinero.

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle