Impuesto por la venta de propiedades

Si estás pensando en vender tu inmueble es importante que consideres el impuesto por la venta de propiedades al que deberás responder, de manera que no te tome por sorpresa y puedas estar preparado económicamente para honrar esta obligación.

Son varios los impuestos que deben cancelarse al vender una propiedad y existen algunas deducciones que aplican para ciertos casos. Por ello es fundamental estar informado sobre el valor exacto que corresponde pagar, pues así será posible prever gastos y aprovechar deducciones que ayuden a aliviar los gastos tributarios.

¿Cuál es el impuesto por venta de propiedades que debes cancelar?

En realidad no es uno, sino dos impuestos por venta de propiedades a los que debes responder. El primero se relaciona con la plusvalía de la vivienda y el segundo con las ganancias de capital. Veamos con detenimiento cada uno de estos:

Impuesto de plusvalía

Oficialmente se denomina Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (sus siglas son IIVTNU), aunque es mejor conocido como el impuesto por plusvalía.

Cada año todas las propiedades españolas se revalorizan; por esto, cuando se vende una propiedad se asume que su valor ha aumentado. Aquí entra en juego el impuesto por venta de propiedades asociado a la plusvalía.

Dicho impuesto es gestionado por los ayuntamientos, entes que también se encargan de determinar la fórmula a través de la cual se calcula el valor exacto de la plusvalía que corresponda en cada caso.

Para determinar cuál es el valor a pagar por la plusvalía se considera lo siguiente:en qué zona exacta está ubicado el inmueble, cuántos años has tenido como propietario y cuántos metros cuadrados tiene la vivienda.

Como hemos dicho anteriormente, este impuesto es administrado a través de los ayuntamientos, así que puedes acercarte al que corresponde a tu vivienda y preguntar allí directamente sobre el valor del impuesto de plusvalía que debes cancelar. Por lo general es un monto menor, aunque aumentará según la cantidad de años que hayas vivido en el inmueble.

Impuesto sobre ganancias de capital

Este impuesto corresponde al tributo cancelado luego de vender cualquier activo dentro de España.

Aplicará si el activo se vende a un precio mayor al que fue comprado en primer término; de hecho, el impuesto se aplica a la ganancia que se ha obtenido al vender la propiedad, así que para calcular el impuesto por venta de propiedades debe considerarse la ganancia obtenida en la transacción.

También puede interesarte:  Contrato de arras de una vivienda | Todo lo que debes saber

Dicho impuesto tiene una particularidad, y es que está integrado  en el impuesto a la renta de las personas físicas (cuyas siglas son IRPF). Además, funciona distinto para los residentes (que son aquellos que permanecen en el país por al menos 183 días al año) y los no residentes en España.

Por ejemplo, los no residentes deben cancelar una tasa fija: 19% de la ganancia si viven dentro de la Unión Europea y 24% si viven fuera de esta.

En cambio, los residentes deben cancelar un impuesto que ronda entre estos porcentajes:

  • Si el beneficio es de 6000 euros, se paga el 19%.
  • Si el beneficios está entre 6000 y 50.000 euros, se paga el 21%.
  • Si el beneficio es superior a 50.000 euros se paga el 23%.

Exenciones posibles

Hay una buena noticia, y es que hay algunas situaciones gracias a las que puedes evitar pagar el impuesto sobre la ganancia de capital, o al menos disminuirlo un poco.

El primer escenario está vinculado con la edad: si tienes más de 65 años no tendrás que pagar este impuesto. Eso sí, es importante tener en cuenta que debes haber vivido al menos 3 años en dicha propiedad para poder optar a la exención.

El segundo escenario está relacionado con la vivienda habitual. Si la propiedad que vendes es en donde vives y el dinero que obtienes por su venta será invertido en el nuevo inmueble en el que habitarás, podrás estar exento del impuesto sobre ganancias de capital gracias a la llamada exención por vivienda habitual.

Hay un tercer escenario que no implica una exención, mas sí una reducción. Si la propiedad que quiere venderse fue adquirida a más tardar en diciembre de 1994 puedes obtener hasta un 11% de reducción en el impuesto sobre ganancia de capital.

Dicha reducción aplicará para las ganancias obtenidas hasta 2006 y si la vivienda fue vendida por al menos 400.000 euros.

Hay muchas situaciones que pueden provocar la copropiedad de una vivienda en la que alguna de las partes quiera liquidar. Al surgir dudas en este sentido, la mejor recomendación es ponerse en contacto con especialistas en la materia. Rentalias ofrece la mejor asesoría en el tema inmobiliario, incluyendo lo referente a invertir en nuda propiedad y renta vitalicia.

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle