Consejos para una Inversión inmobiliaria segura

El patrimonio personal que cada uno de nosotros logra a lo largo de la vida se vuelve una especie de evaluación de nuestro éxito económico. En la medida en que nuestro legado sea de cierta magnitud, queda en evidencia las buenas o malas decisiones que hemos tomado en este sentido.

El tema de las finanzas personales es ciertamente desdeñado por la mayoría, hasta que llegados a cierta etapa de la vida empezamos a ver las oportunidades que quizá dejamos pasar o, peor aún, las que nunca procuramos por falta de visión y planificación financiera.

En las primeras de cambio normalmente es mediante el ahorro que logramos un cierto capital cuando iniciamos nuestra vida productiva. Luego de aglutinar una cierta cantidad debemos multiplicarlo y afianzarlo. Afianzarlo quiere decir convertir ese dinero fiduciario en activos que no estén a merced de los vaivenes propios de los avatares que pueden sufrir las monedas en curso.

Nuestro patrimonio, nuestro marcador de éxito

Desde siempre la adquisición de inmuebles ha sido una de las inversiones favoritas de las personas que quieren colocar su dinero en propiedades cuyo riesgo sea lo más bajo posible, conserve valor e incluso se revalorice.

Invertir en inmuebles es una manera perfecta para apalancar el crecimiento del patrimonio de manera sosegada; es decir, sin las angustias que pueden brindar, por ejemplo, inversiones relacionadas con las cotizaciones bursátiles, o algunas otras que tienen un riesgo implícito.

Hoy en día mucha gente está colocando sus ahorros en criptomonedas —buscando alternativas al dinero tradicional que está generalmente sometido a indeseables devaluaciones que pueden echar abajo todo nuestro esfuerzo —. Sin embargo, todavía son mecanismos que generan duda e incertidumbre a pesar de venir rindiendo buenos frutos.

Ideales pero costosas

Invertir en inmuebles es sumamente recomendable. Son activos fijos que únicamente corren riesgos graves en casos de catástrofes naturales y son colocaciones muy adecuadas para conservar valor.

El asunto es que normalmente se requiere haber acumulado un capital importante para poder hacer este tipo de inversiones.

También puede interesarte:  Inversiones financieras a largo plazo

Incluso cuando adquirimos un inmueble a través de una hipoteca, no solo debemos contar con el flujo de caja para asumir las cuotas, sino que debemos contar con un capital considerable —normalmente entre el 25 % y 30 % del valor del inmueble— para la negociación.

Renta vitalicia, oportunidad de inversión inmobiliaria

Es aquí cuando invertir en ofrecer una renta vitalicia inmobiliaria puede cobrar mucho sentido. Este tipo de negociación solo requiere del flujo de caja necesario para suministrar una renta mensual que es acordada entre las dos partes, e inmediatamente se adquiere derechos —al menos— sobre la nuda propiedad.

En el caso de que el propietario original no desee mantener el usufructo y habitar la vivienda, incluso se podrá tener plena propiedad sobre el inmueble. Si por el contrario la persona desea permanecer residenciado en el mismo, igual se contabilizará como un bien la nuda propiedad.

Esta es una manera de hacerse de un inmueble sin necesariamente haber amasado un gran capital. Adicionalmente, al figurar este activo fijo en nuestros balances es factible contar con recursos financieros que nos permitan incursionar en algunos otros negocios en donde podamos incrementar nuestro capital de trabajo y nuestro patrimonio.

Es el momento para invertir en renta vitalicia

Los negocios de renta vitalicia en este mismo momento están disfrutando de gran demanda debido a la situación cada vez más precaria del otorgamiento de las pensiones públicas a los jubilados, cuyos montos no resuelven por completo el asunto de cubrir los gastos ordinarios mensuales de las personas de la tercera edad.

Estas rentas vitalicias son, por un lado, una gran ayuda para nuestros abuelos que logran de una manera digna complementar sus necesidades económicas sin depender de la caridad o convertirse en una carga para sus familiares; y por el otro, una gran oportunidad para inversionistas o simplemente para personas que quieran tomar sus ahorros y colocarlos en algo tangible que preserve valor.

Consulte nuestras viviendas de nuda propiedad

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle