Comprar piso para reformar y vender ¿Buena inversión?

El sector inmobiliario se presta para muchos y diversos tipos de inversiones, en su mayoría muy ventajosas. Adquirir propiedades para obtener rentas puede que sea la más popular entre los inversionistas; sin embargo, no hay que desdeñar los estupendos dividendos que pueden obtenerse al comprar un piso para reformar y vender.

Esta modalidad de inversión tiene sus riesgos –como cualquier otra–, pero al tomarle el pulso a la dinámica que conlleva puede ser sumamente rentable. Claro está que hay que hacerse acompañar por todo un equipo que coopere con lo que sea necesario para agregar valor a la edificación en cuestión y sacar el mayor provecho posible.

Fuentes de información

Lo primero que quizá haya que lograr es ponerse en contacto con fuentes de información que nos conecten con oportunidades de comprar barato, y acceder a edificaciones con potencial para ser remodelados de tal forma que cobren valor y ponerlos incluso por encima de la cotización de mercado.

Este chance es bastante probable cuando hablamos de pisos que están siendo rematados por ejecuciones judiciales, por deudas o impagos, sucesiones sin recursos para cancelar los respectivos impuestos, etc. Estos escenarios ofrecen el caldo propicio para comprar piso para reformar y vender.

¿Es buen negocio comprar pisos para reformar y vender?

Cuando alguien compra vivienda para reformar y vender su objetivo debe ser pagar el precio más bajo y tener la expectativa de poderlo vender en su precio más alto para maximizar la ganancia.

Por supuesto que en este propósito tiene que hacer el mismo análisis que se hace con cualquier inmueble que se adquiere. Es decir, hay que evaluar la ubicación, la calidad de la edificación, la disponibilidad de servicios básicos, las redes viales circundantes y cualquier otra consideración pertinente.

No obstante, esto es solo un primer paso en el recorrido que hace falta hacer para comprar un piso para reformar y vender. Un aspecto determinante para tener cierta seguridad del retorno que se obtendrá por la inversión es tener la capacidad de valorar el proyecto de remodelación que se aplicará en cada caso.

Si se quiere esto implica la habilidad clave que se debe adquirir para dedicarse a este tipo de inversiones; se puede decir que de esto depende que al final se gane o se pierda dinero.

Por una parte está idear lo que en cada caso se puede lograr en cuanto al estilo arquitectónico –si acaso caben ese tipo de cambios– y los toques que brinda el diseño de interiores.

Gestión de proyectos de remodelación

Poder proyectar un concepto acorde al piso adquirido y determinar cuáles prestaciones pueden darle el mayor valor de mercado posible (para poder dedicar los recursos asertivamente) es una tarea que no es nada evidente y que se adquiere solo con la experiencia.

También puede interesarte:  ¿Cómo funciona un fondo indexado?

Siendo así, lo prudente es crear un grupo de trabajo en el que coincidan personas con los conocimientos y/o habilidades requeridas para tener éxito en cada ocasión. Un conocedor en bienes raíces, un arquitecto, un constructor y un diseñador de interiores confirman un marco ideal para asumir esta actividad por cuenta propia.

El éxito que se pueda tener en esta actividad depende del tino que el grupo de trabajo tenga para crear de la nada un piso que sea bien cotizado en el mercado inmobiliario. Vale decir que puede resultar sumamente rentable siempre y cuando se combinen los recursos y la voluntad necesaria para llevarla a buen puerto en cada uno de los proyectos que se asuman.

Riesgos de invertir para comprar, reformar y luego vender

Como cualquier otra inversión, la que nos ocupa en este caso también tiene sus riesgos. Casi siempre los riesgos se potencian cuando nos ocupamos de comprar piso para reformar y vender, y vienen asociados básicamente dos cosas: la incertidumbre del estado real del inmueble y el desconocimiento del mercado en donde se encuentre.

El primer riesgo está implícito en la capacidad o posibilidad de saber lo que se compra y sus condiciones. En algunas ocasiones en remates o subastas se ofrecen inmuebles a precios increíblemente bajos pero no se le permite al comprador hacer una experticia del mismo, lo que aumenta el riesgo en la inversión.

Esta es una de las situaciones en la que se potencia el riesgo, ya que si hay daños ocultos que suponen gastos considerables no previstos no habrá proyecto de remodelación que nos deje dividendos. Incluso en los casos en que tengamos la oportunidad de verificar el estado del inmueble, puede saltar algo inesperado que dé al traste con los presupuestos y tiempos previstos.

Por supuesto que esto se minimiza haciendo una buena planificación del proyecto y conociendo el mercado sobre el cual se actúa; este es el otro aspecto a cuidar para reducir los riesgos. Conocer el mercado permitirá establecer los objetivos con mayor criterio y fijarse tanto metas como dividendos realistas, ya que de nada vale ponerle empeño a las reformas de un piso si al final no hacemos que nuestro dinero se multiplique.

¿Estás interesado tener información sobre la venta de nuda propiedad? Si tienes dudas, puedes ponerte en contacto con especialistas en la materia. Rentalias es una empresa especializada en la nuda propiedad en España con más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario, te ofrece una asesoría personalizada con todo lo relacionado con inversiones inmobiliarias.

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle