¿Cómo vender una casa rápido?

Hay muchas situaciones que pueden provocar la copropiedad de una vivienda en la que alguna de las partes quiera liquidar. Al surgir dudas en este sentido, la mejor recomendación es ponerse en contacto con especialistas en la materia. Rentalias ofrece la mejor asesoría en el tema inmobiliario, incluyendo lo referente a invertir en renta vitalicia.

No son pocas las ocasiones en que algún propietario de inmueble requiere liquidar una propiedad inmobiliaria con cierta premura, bien sea para cumplir algún compromiso o aprovechar alguna otra oportunidad de inversión. ¿Cómo vender una casa rápido?

Son variados los factores que inciden para que una casa sea más o menos atractiva en el mercado inmobiliario. Primordial será la ubicación geográfica e incluso el sitio que ocupe en la disposición rural o urbana correspondiente.

Una casa que haga esquina siempre será más buscada y mejor valorada que alguna otra, en cualquiera de las ciudades y barrios mejores cotizados. Claro que esto es algo inherente a la edificación que no podemos cambiar.

En lo que sí podemos intervenir para acelerar el proceso de venta y respondernos la pregunta que nos ocupa –¿cómo vender una casa rápido?– es lo referente a su apariencia y el valor que pretendemos asignarle para colocarla en el mercado.

Cómo vender un piso

Vender un piso o una casa normalmente no es un proceso inmediato. En este propósito median algunos trámites que no pueden ser omitidos, que toman un tiempo ineludible y que no dependen del vendedor. Algunos de estos trámites pueden habilitarse en modalidad expresa, pero otros definitivamente no.

Por ejemplo, responder la simple pregunta “cuánto vale mi casa?” ya implica tomar un cierto tiempo para determinar el valor de mercado que actualmente tiene, y así tener mejor idea de las posibilidades en la venta.

Es por ello que lo primero que debería hacerse a la hora de vender un inmueble adecuadamente es realizar un avalúo profesional que nos arroje un valor razonable para publicar nuestra oferta.

No es nada recomendable determinar un precio al voleo que pueda significar pérdida innecesaria del patrimonio, pero sin duda dependerá de la naturaleza de la urgencia que se tenga.

Pero siguiendo la ruta ortodoxa, un avalúo bien realizado – aun imprimiéndole celeridad– puede tomar fácilmente más de un mes para lograr el cometido de una manera confiable.

También puede interesarte:  ¿Cómo elegir un agente inmobiliario para comprar o vender una propiedad?

Ahora bien, teniendo esta información y considerando lo que estemos dispuestos a ceder en cuanto a precio de venta, se podrá entonces aligerar ubicar a quien se interese en nuestro inmueble.

Dónde vender

Si tenemos urgencia en concretar la venta de una propiedad inmobiliaria, siempre será importante contar con ayuda profesional para su colocación y atención de la gestión legal que esto implica.

Es por ello que contactar a especialistas en bienes raíces que nos asistan para recorrer de forma expedita el proceso, siempre será favorable para imprimirle velocidad al asunto.

Estas organizaciones dedicadas profesionalmente a comercializar inmuebles generalmente poseen plataformas digitales que les permiten llegar a un amplio número de compradores. Realmente pueden aminorar los tiempos dramáticamente.

Es cuestión de averiguar cuáles existen y los servicios que ofrecen en todas las etapas de la venta para confiarles la venta de nuestro piso o nuestra casa. Por supuesto, esto significará algún gasto en el servicio, pero si el tiempo es una limitación, siempre será muy conveniente.

Consejos para vender una casa

Al preguntarnos cómo vender una casa rápido tenemos que pensar en algunas estrategias para aprovechar el tiempo del que dispongamos, de manera de lograr (de ser posible) que algunos trámites se hagan solapadamente.

Lo ideal es que varios de los trámites se hagan simultáneamente, para tomar el menor tiempo que se pueda. Mientras se resuelve el avalúo, será muy conveniente averiguar las posibles cargas impositivas que debemos enfrentar antes de vender. De esta forma procuraremos los recursos necesarios anticipadamente.

Por otra parte, también será muy importante atender la apariencia y el estado de la casa que deseamos negociar. Nunca está de más resolver problemas menores (plomería, electricidad, etc.) que puedan influir en los posibles compradores para decidirse comprar.

Igualmente, el aspecto de lo que vendemos –sea lo que sea– es determinante para los interesados, por lo que una mano de pintura, mantener limpia y ordenada la casa e incluso abordar alguna pequeña remodelación que realce algún ambiente de la misma, siempre ayudará.

Vender rápido un inmueble siempre encierra el peligro de no llegar a un justiprecio; sin embargo, si tenemos en cuenta algunos puntos claves y no fijamos tiempos irreales, podremos llegar a puerto sin mayores inconvenientes.

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle