¿Cómo invertir en el mercado inmobiliario?

El mercado inmobiliario es uno de los sectores favoritos de los inversores que buscan ampararse en la certidumbre que ofrece esta actividad, en donde puede preservar valor a mediano y largo plazo. En las inversiones tradicionales más conocidas se requiere de inyecciones de capital importantes, pero hoy en día hay alternativas para invertir mercado inmobiliario con poco dinero.

El desarrollo de los mercados financieros, unido a la tecnología de información actual, sirve la mesa para extender la posibilidad de participar en el negocio inmobiliario sin disponer de grandes sumas de dinero.

Lo que se viene a la mente al pensar en inversiones inmobiliarias es adquirir una unidad de vivienda o de comercio, para luego obtener rentas que vayan retornando nuestro capital y al final recuperarlo; todo esto con el beneficio colateral de la revalorización que haya podido en este plazo.

Sin embargo, esta manera de aproximarnos a la inversión inmobiliaria exige una disponibilidad de recursos que de la que no mucha gente dispone. ¿Qué hacer para iniciarse en el mercado inmobiliario si no contamos con un capital en mano para tal fin? Hay varias opciones.

¿Con cuánto contamos?

Lo primero es sopesar el flujo monetario del que disponemos. La situación por la que atraviesan muchos pensionados por los recortes en los beneficios y los efectos de la inflación ha generado oportunidades para adquirir inmuebles por la vía de negociar la nuda propiedad.

Para personas que cuentan con el flujo de caja suficiente esta es una oportunidad de negocio interesante, ya que se adquiere la titularidad de la propiedad a cambio de una renta por un tiempo determinado y, al finalizar el usufructo, se rescata la plena propiedad.

Dependiendo de los términos de la negociación se pueden adquirir inmuebles de segunda mano con una fracción de lo que habría que desembolsas en una compra-venta tradicional y, además, ayudando a una persona de la tercera edad con necesidad de liquidez para transitar los últimos años.

El valor del inmueble y la edad del propietario original determinarán el monto de la renta que habrá que cancelar periódicamente, representando el capital invertido. De esta manera se dosifica la inversión haciéndola más viable.

Proyectos de fondos colaborativos

Otra oportunidad de negocio en el mercado inmobiliario es formar parte de los fondos colaborativos para desarrollos urbanísticos y comerciales.

También puede interesarte:  Qué es la fibromialgia y cómo se cura

Existen promotores inmobiliarios que buscan financiamientos alternativos a la banca y hacen llamados a inversionistas medianos y pequeños para acometer proyectos del sector. Esta forma de autofinanciarse siempre será económicamente más atractiva que adquirir el inmueble una vez construido.

Normalmente el proyecto se lleva por etapas y el plan de inversión se va ejecutando a medida que se requiera. Cuando este plan está bien elaborado, nos permite planificarnos para que nuestros ingresos cubran las cuotas de inversión en el tiempo.

Siempre habrá un riesgo implícito en comprar una participación en este tipo de proyectos, por lo que será menester comprobar la seriedad y la experiencia del promotor inmobiliario antes de proceder. De cualquier forma, es una manera de invertir en el sector sin tener grandes cantidades de capital o asumir una deuda.

Participaciones inmobiliarias en la bolsa

Para aquellos cuyos capitales son aún más pequeños, también hay opciones. Y es que el mercado inmobiliario y el bursátil se unen en la figura de las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversiones Inmobiliarias (SOCIMI), que ofrecen participaciones al público que se cotizan en la bolsa.

Funciona como los fondos mutuales pero las inversiones son dedicadas exclusivamente al desarrollo y promoción de activos urbanos a los cuales se dirigen los capitales en procura de rendimientos atractivos. Bajo esta modalidad de inversión, prácticamente cualquier persona puede iniciar un pequeño portafolio e iniciarse en el mundo de las inversiones inmobiliarias.

Estas empresas han venido funcionando seriamente y cuentan con plataformas que ofrecen información detallada y totalmente transparente sobre las inversiones que a su vez ellos hacen, y que se pueden consultar los 365 días del año a través de la web. Al cotizar en bolsa, están sujetas a todas las regulaciones de rigor, lo que hace segura nuestra inversión.

Los dividendos obtenidos —que pueden estar entre 3 y 8 %— pueden ser reinvertidos en nuevas participaciones o usarse para otras formas de inversión más agresivas al reunir el capital suficiente.

Siempre resulta muy importante considerar las inversiones inmobiliarias por su solidez, capacidad de preservar valor y por tratarse de un bien tangible de gran demanda. Aprovechemos todas las oportunidades que tengamos a la mano para iniciarnos en este atractivo negocio.

Consulte nuestras viviendas de nuda propiedad

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle