¿Cómo comprar una segunda vivienda?

Playa o montaña. Hace algo más de 50 años, el crecimiento económico español llevó a un buen número de ciudadanos a plantearse adquirir una segunda vivienda donde pasar sus periodos de vacaciones. Elegir entre un entorno rodeado de montañas o un espacio donde disfrutar de la costa era la dicotomía a la que se enfrentaron miles de familias que se animaron a contar con un espacio de descanso en propiedad. Hoy las cosas han cambiado bastante y son muchos los que adquieren otra residencia para aprovechar la nueva modalidad de teletrabajo o simplemente como inversión. Te apuntamos las claves que responderán a la pregunta del millón: ¿cómo comprar una segunda vivienda?

Tener una segunda vivienda es una costumbre muy arraigada en nuestro país. Según los últimos datos, más de un 14% de los españoles cuentan con una segunda residencia, frente al 7,5% en Italia o al poco más del 6% en Francia. Como decíamos, esta tendencia se encuentra también en auge entre aquellos que observan la adquisición como una fórmula de recibir nuevos ingresos a partir del arrendamiento de la vivienda o su futura venta cuando las condiciones financieras sean óptimas. Una de las preguntas más habituales antes de decidirse por la compra es si la hipoteca de segunda vivienda va a tener unas condiciones fiscales diferentes. Vamos a verlo.

Puntos claves para invertir en una segunda vivienda

Toda inversión inmobiliaria tiene la capacidad de generar una rentabilidad alta, pero también implica ser conscientes de que supone un desembolso alto. Es decir, ha de ser una decisión meditada y en la que valoremos muchos aspectos. Una vez evaluados, es el momento de actuar. Los beneficios, ya sean para uso propio o como simple inversión, son muy grandes. Si te cuestionas ¿cómo comprar una segunda vivienda?, lo primero que has de hacer es tener claros los siguientes puntos:

  • Precio y posibilidades económicas. Estos aspectos son fundamentales en cualquier inversión, pero mucho más en una segunda vivienda. Es importante hacer un análisis del dinero que tienes ahorrado y cuáles son tus previsiones económicas a medio plazo. En muchas ocasiones no podemos adquirirla sin recurrir a la ayuda de un banco.
  • Hipoteca. Si debes hacer frente a una hipoteca para segunda vivienda, debes tener en cuenta que las condiciones son diferentes que al comprar tu primera residencia. Los expertos aconsejan tener un ahorro previo que permita hacer frente al principio al menos al 30% de su valor. Raramente un banco dará una hipoteca para segunda vivienda que sea superior al 70% y normalmente suele tener un límite de 25 años.
  • Haz una valoración de la compra en función del uso que le vayas a dar. Si tu intención es usarla como residencia vacacional es básico que te encuentres en total concordancia con el entorno. Si, por el contrario, lo que quieres es invertir, analiza los precios y el incremento interanual del valor de la ciudad y la zona donde inviertes. Barcelona, Madrid, las islas y las localidades referenciales de la costa mediterránea y andaluza son las que tienen mejor rentabilidad a medio plazo.
  • Mantenimiento. Al pensar cómo comprar una segunda vivienda has de tener en cuenta que va a suponer un gasto anual constante. Luz, agua, averías, IBI… Haz un presupuesto y suma los gastos que te generará aunque no residas habitualmente en ella.
  • Situación y equipamientos próximos. Si la adquieres como inversión, haz un análisis de lo que hay alrededor. Te será mucho más fácil alquilar o vender el inmueble si cuenta en el entorno con zonas de ocio, buena comunicación, supermercados, acceso a centros sanitarios… No solo inviertes en una vivienda, sino en todo lo que ofrecen sus alrededores.
También puede interesarte:  ¿Cómo se liquida la nuda propiedad?

¿Cómo tributa una segunda vivienda?

También es muy importante que conozcas cómo va a tributar tu segunda vivienda a Hacienda. Porque este inmueble no va a tener las ayudas fiscales a los que nos podemos acoger con nuestra residencia habitual. Los impuestos funcionan de forma diferente con ella. Lo que más te puede interesar es que no vas a tener exenciones o reducciones fiscales con ella. Esto es fundamental cuando te preguntes ¿cómo comprar una segunda vivienda?

Pese a no poder conseguir estas deducciones, tendrás que constatar en la declaración de la Renta anual que eres propietario de una segunda residencia. Al contrario que la primera residencia, este segundo inmueble tributa como ingreso por renta imputada.

Y desde el punto de vista práctico, ¿esto qué supone? En tu declaración deberías incluir el 2% de su valor catastral, aunque no te genere ingresos (si la alquilas, la tributación es diferente). En el caso de que su valor se haya revisado en los últimos 10 años, el porcentaje del valor catastral que incluirás en la declaración se reduce al 1,1%.

Esto implica que ese porcentaje se va a sumar a los rendimientos que has de incluir en el IRPF, es decir, tu salario, la ganancia por alquilar las viviendas que poseas u otro tipo de rendimientos.

Además, deberás pagar otros impuestos asociados a la propiedad de los inmuebles, el más conocidos de ellos, el IBI.  


¿Estás interesado en saber más información sobre la venta de nuda propiedad? Si tienes dudas, puedes ponerte en contacto con especialistas en la materia. Rentalias, empresa especializada en la nuda propiedad en España con más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario, te ofrece una asesoría personalizada.

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle