Mejores hipotecas online

La decisión de solicitar una hipoteca siempre es un momento importante para cualquier individuo o familia. En el entorno tradicional es sinónimo de burocracia y papeleos a granel; sin embargo, las nuevas tecnologías de información también han venido a aliviar el proceso.

El trámite de gestionar una hipoteca se ha simplificado bárbaramente desde que comenzaron a surgir los sitios web que, a través de formularios online, aceptaban las solicitudes para ser sometidas a consideración de los comités de crédito de la respectiva entidad financiera.

Luego aparecen los portales de gestión independientes, cuya promesa es ubicar la mejor opción de hipoteca disponible para cada solicitante dentro de la oferta financiera del mercado hipotecario. Esto significó un paso adelante para abaratar el proceso y ofrecer al interesado una decisión lo más asertiva posible.

Actualmente es posible conseguir las mejores hipotecas online a través de distintos portales, y someter una solicitud está prácticamente a la distancia de un clic. Sin embargo, hay que familiarizarse con ciertos conceptos para no pecar de ignorante y poder lidiar de mejor manera con la información disponible en cada una de las ofertas.

Algunos de estos términos tienen que ver con las tasas y los indicadores que rigen para cada una de las ofertas hipotecarias del mercado online.

Tasa de Interés Nominal (TIN)

La Tasa de Interés Nominal, mejor conocida por sus siglas TIN, simplemente nos indica la tasa de interés que será aplicada al monto del préstamo hipotecario al que pretendemos acceder. Es un primer indicador que evidencia el costo del dinero; es decir, lo que debemos cancelar en adición al capital recibido con carácter de préstamo.

Aunque está presente en todas las ofertas que se presentan en la web, no resulta suficiente para hacer una evaluación integral del costo del préstamo hipotecario, ya que obvia los diversos gastos adicionales relacionados a una solicitud de este tipo.

Para incluir todos estos gastos implícitos y poder comparar ofertas disimiles de manera homogénea —ya que, a través de considerar solo el TIN, pueden llevarnos a conclusiones erróneas— es que se introduce la Tasa Anual Equivalente.

Tasa Anual Equivalente (TAE)

La Tasa Anual Equivalente (TAE) viene al rescate para permitirnos comparar ofertas hipotecarias considerando todos los factores que están implícitos en cada una de estas y que no se ven reflejados en el guarismo de la TIN.

El TAE refleja un único valor que contiene todos estos factores adicionales, como pueden ser las condiciones de comisiones, registros y otras gestiones que generan derogaciones de parte del solicitante, más allá del mero costo monetario.

También puede interesarte:  Cómo publicar la nuda propiedad

Tasa Euribor

Euribor es una forma reducida para referirse a la tasa europea interbancaria (Euro Interbank Offered Rate), que es el tipo de interés al que se prestan euros entre sí la mayoría de los bancos europeos.

En los intereses hipotecarios variables —que son la mayoría— el porcentaje que se carga varía en función del índice Euribor. Es por ello que muy frecuentemente lo vemos involucrado en la oferta crediticia que hay en los diferentes portales web.

¿Cuál es la oferta actual?

Actualmente existen muchas opciones en la web de diversas instituciones financieras. Veamos una muestra:

Openbank

  • Interés fijo (a 20 años): 2,00%
  • Interés variable (Euribor+): 0,99%

Coinc

  • Interés fijo (a 20 años): 2,25%
  • Interés variable (Euribor+): 0,99%

Hipotecas.com

  • Interés fijo (a 20 años): 2,80%
  • Interés variable (Euribor+): 1.59%

Bankia

  • Interés fijo (a 20 años): 1,20%
  • Interés variable (Euribor+): 1,20%

Kutxabank

  • Interés fijo (a 20 años): 2,50%
  • Interés variable (Euribor+): 0,90%

Ing

  • Interés fijo (a 20 años): 1,99%
  • Interés variable (Euribor+): 0,99%

Bankinter

  • Interés fijo (a 20 años): 2,20%
  • Interés variable (Euribor+): 0,99%

Alrededor de estos montos están las condiciones de contratación de una hipoteca, dependiendo de la modalidad de crédito que se adopte.

Algo muy importante para tomar en cuenta al solicitar un crédito hipotecario es la capacidad crediticia, que es al final lo que la entidad considera para su otorgamiento. Aparte de la evidencia de estabilidad laboral que se pueda demostrar, está el hecho de que la inversión en necesidades de vivienda debería estar alrededor del 30% de los ingresos.

Capacidad crediticia

Esta premisa va a ser determinante para establecer el monto máximo a financiar. El resto de los ingresos están supuestos a cubrir todos los demás gastos ordinarios (alimentación, recreación, vestimenta, educación, etc.) e incluso prever ahorros para procurar un plan de retiro a largo plazo.

Planificar ahorros para la etapa de jubilación o retiro cada vez es más necesario, dada la incertidumbre y los dramáticos cambios financieros de los que padecen los sistemas públicos de pensiones. Lo más recomendable es trazar un plan privado que garantice fondos para nuestros años dorados.

Estos planes pueden apoyarse en inversiones bajo la figura de planes de rentas vitalicias que se van forjando con los ahorros acumulados en el tiempo, y que complementen el monto que luego se pueda lograr mediante la pensión otorgada por el sistema público.

Consulte nuestras viviendas de nuda propiedad

LEAVE A COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Rentalias. Todos los derechos reservados Política de PrivacidadAviso LegalPolítica de Cookies
envelope-ocommentphonetwitterlinkedinyoutube-playmenucross-circle